Disfruta tus vacaciones en Bulgaria

Cuando se trata de vacaciones en familia o acompañados con amigos, nunca hay límite. Tener un bajo presupuesto no será impedimento para tomar un descanso bien merecido. Continúa leyendo este artículo para que conozcas este lugar maravilloso al que puedes llegar con vuelos baratos, hospedándote en buenos hoteles y disfrutando de la máxima diversión.

Parque nacional del Pirin

Parque nacional del Pirin

Si tienes planes para irte de vacaciones pronto, considera que una de las mejores opciones es Bulgaria. Este país te ofrece un sinfín de actividades recreativas que además no afectan mucho al bolsillo. Tendrás la posibilidad de conseguir vuelos baratos y cuando llegues, recorrer casi todo el país en su enorme sistema de trenes o simplemente puedes alquilar un coche.

Este país ofrece una gran variedad de paisajes y monumentos culturales que logran atraer a muchos turistas de todo el mundo. Incluso, podrás visitar lugares que son Patrimonio de la humanidad de la Unesco.

Caballero de Madara

Caballero de Madara

Realmente vale la pena visitar el Caballero de Madara, la tumba tracia de Svechtari y Kazanlak, el Monasterio de Rila, el Parque Nacional del Pirin y muchos lugares impresionantes donde te llenarás de cultura, historia y alegría por tener la oportunidad de conocer Bulgaria.

Bulgaria se convierte en el lugar ideal para un viaje barato y de calidad. Su cultura y ambiente es sumamente amplio. Cuenta con hermosas playas y un paisaje montañoso que ofrece muchísimos colores y una fauna increíble.

Monasterio de Rila

Monasterio de Rila

No puedes irte de este país sin degustar los sabores tradicionales de Bulgaria. Los platos insignia de este país son el guiso de carne o también un guiso especial vegetariano, hecho al horno. Una suculenta parrillada mixta llamada mesana skara y mucho más.

Si viajas en familia, este país permite a tus niños crear una consciencia más limpia y saludable porque la mayoría de las atracciones visitadas por los turistas son parques nacionales o monumentos arquitectónicos. Un rincón hecho para aprender y para valorar todo lo que nos ofrece la naturaleza y la cultura.